Quina diferència hi ha entre la tonyina d’aleta groga i el bonítol? Quin és el nom científic de la preuada tonyina vermella? I, sobretot, com puc saber quina tonyina estic comprant? A l’hora de consumir i adquirir tonyina, com més informació tenguem del producte, més responsable i encertada serà la compra.

Sabries distingir una tonyina vermella d’un bonítol del nord?

La tonyina vermella és, sens dubte, l’espècie que amb més freqüència ens ve al cap quan pensam o parlam de tonyina. Això no obstant, són nombroses les espècies de tonyina que es comercialitzen. Només de la preuadíssima tonyina vermella hi ha tres espècies diferents, la tonyina vermella atlàntica (Thunnus thynnus), la tonyina vermella del Pacífic (Thunnus orientalis) i la tonyina vermella del sud (Thunnus maccoyii), de les quals a Espanya es comercialitza la tonyina vermella atlàntica. Són moltes i variades les dificultats per identificar l’espècie de tonyina que consumim. La major part de les vegades no podem distingir-les a simple vista perquè es comercialitzen trossejades. Rarament tenim l’oportunitat de veure’n un exemplar sencer.

Tampoc no ajuda el nom comú amb el qual coneixem la tonyina.


És habitual referir-se a una mateixa espècie amb noms diferents en llocs diferents o utilitzar el mateix nom per a diverses espècies.


La confusió és evident també a les etiquetes, a pesar de la normativa estatal i comunitària que les regula.

L’etiquetatge: un dia al mercat

Parlant d’etiquetes… hem fet una passejada pel mercat i hem trobat tres cartells distints anunciant tonyina. El primer cartell anunciava TONYINA. El segon, TONYINA SÚPER “EXTRA”. El tercer cartell, TONYINA EXTRA DESCONGELADA. Què ens estan venent en els tres casos? Donam una ullada a la informació de les etiquetes.


Segons la regulació europea, la tonyina que es ven fresca o congelada hauria de dur sempre el nom científic a l’etiqueta.


Aquest nom consta de dues parts, la primera indica el gènere i la segona, l’espècie. El gènere és el nom d’un grup d’animals estretament emparentats. Un exemple entre els mamífers és el gènere Canis, que inclou els cans, els llops, els coiots i els xacals. Les quatre espècies de tonyina més comunes comercialitzades fresques o congelades a Espanya són totes del mateix gènere, per la qual cosa la primera part del seu nom és el mateix: Thunnus thynnus (tonyina vermella atlàntica o tonyina d’aleta blava), Thunnus alalunga (tonyina blanca, bonítol del nord o bacora), Thunnus albacares (tonyina d’aleta groga) i Thunnus  obesus (tonyina d’ulls grossos). Les etiquetes que consultàrem en la nostra visita al mercat havien utilitzat com a nom genèric “tonyina” en els tres casos, tot i que, quan en consultàrem el detall, vàrem veure que l’espècie en venda en els tres casos era la tonyina d’aleta groga, l’espècie que respon al nom científic Thunnus albacares.

La etiqueta también debe dar información sobre la zona de pesca donde ha sido capturado el atún para la que se utiliza como referencia las zonas FAO, 19 áreas principales en las que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura clasifica los océanos y que son identificadas con un número específico (http://www.fao.org/fishery/area/search/es).  Recuerda que de las cuatro especies que más se venden frescas sólo el Thunnus thynnus se captura en el Mar Mediterráneo o en el Océano Atlántico mientras que las otras tres, Thunnus alalunga, Thunnus albacares y Thunnus obesus, se capturan en todos los océanos. En una de las etiquetas del mercado nos fue difícil saber cuál era la zona de pesca porque sólo ponía Zona FAO 51 y ninguna de nosotras recordaba las zonas FAO de memoria. En las otras dos etiquetas que consultamos fue más fácil ya que además de la zona FAO se especificaba el Océano Índico y Pacífico respectivamente. ¡Estos atunes vienen de muy lejos!

El método de producción  “Extractiva” nos indica que el atún no procede de la acuicultura y sólo en uno de los casos se ofrecía información más detallada sobre el arte de pesca utilizado.   Información sobre la fecha y la presentación te ayudan a conocer su frescura y la parte del pescado que estás consumiendo. En nuestro caso, uno de los atunes tenía fecha de 6 días antes del día de venta mientras los otros dos tenían la fecha del mismo día. Uno de los grandes problemas del fraude es asegurar que se mantiene la cadena del frío. Normalmente el rabil o el patudo ya han sido congelados en el buque de pesca y esto se debería indicar en la venta. En nuestro caso fue difícil saber sólo por la etiqueta si el atún que nos vendían ya había sido congelado. Sólo en uno de los casos esto se indicaba claramente en el cartel de venta. Esto es importante saberlo porque si es así no se debería congelar otra vez. En las etiquetas que consultamos, también encontramos el país de origen que indica la bandera del buque de pesca, España, Maldivas y Corea respectivamente.

Atunes sin papeles


Para el atún rojo existe una regulación especial que obliga a tener disponible el documento de declaración de captura de atún rojo (abreviado como DCA)


Este documento informa sobre el origen de cada ejemplar y asegura su trazabilidad hasta el último consumidor. Dicho documento no es obligatorio para las demás especies. En nuestra visita al mercado no encontramos atún rojo. Para asegurarte de su autenticidad, solicita la documentación DCA si compras atún rojo. También puedes solicitar la DCA en los restaurantes. La venta de atún rojo sin documentación se debe normalmente a las capturas ilegales. Los datos de fraude indican gran variabilidad en los mercados con valores que varían entre el 80-70 % y el 7% dependiendo del mercado y la parte de la cadena de comercialización que se analice.

Información es poder

Pide información. Existe una gran diferencia de precio entre el atún rojo y cualquier otra especie de atún. Y tras nuestra visita al mercado también podemos decir que existe una gran diferencia de precio incluso para la misma especie, vendida a 42, 38 y 24 euros el kilo. Consulta el nombre científico de la especie de atún que compras para saber si estás pagando un precio justo por él. Poco a poco, pidiendo la mayor información posible, los consumidores podremos saber qué especie de atún compramos y consumir de la manera más sostenible posible para asegurar la continuidad del recurso.

Referencias bibliográficas:
D’Amico P, Armani A, Gianfaldoni S, Guidi A (2016) New provisions for the labelling of fishery and aquaculture products: Difficulties in the implementation of Regulation (EU) n. 1379/2013. Marine Policy 71:147-156). https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0308597X1630135X 
Gordoa A, Carreras G, Sanz N, Viñas J (2017) Tuna Species Substitution in the Spanish Commercial Chain: A Knock-On Effect. PLoS ONE 12(1): e0170809. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0170809
Sotelo CG, Velasco A, Perez-Martin RI, Kappel K, Schroèder U, Verrez-Bagnis V, et al. (2018) Tuna labels matter in Europe: Mislabelling rates in different tuna products. PLoS ONE 13(5): e0196641. https://doi.org/10.1371/journal. pone.0196641